lunes, 20 mayo 2019

Cuidado del Césped

E-mail

 

Uno de los elementos más decorativos del jardín es el césped. El primer paso es buscar un lugar despejado que no tenga árboles cerca; En segundo lugar, hay que llevar a cabo la siembra. El método más tradicional, aunque más arduo, es hacerlo a mano. A quien no le gustaría vivir en el campo, y disfrutar de un gran jardín con una, más o menos extensa, pradera verde. Pero los problemas surgen con un mal asesoramiento, y el creer que su mantenimiento como el abonado, corte etc. Son suficientes, pero hay una serie de tares como son:


MantenimientoFertilizar el Césped
Hacia finales de la primavera, y de manera uniforme, conviene alimentar el césped con un fertilizante adecuado. La cantidad exacta que no se debe exceder es de 100 gramos por cada 0,8 metros cuadrados. En verano, en vez de 100 gramos serán. Y, cuando llegue el otoño, se debe aplicar un abono con bajo contenido en nitrógeno en relación con el ácido fosfórico y el potasio.


Riego y Aireado
Si el césped no dispone del agua que necesita para su desarrollo, se pondrá de color amarillo o marrón, se secará y terminará muriendo. El remedio es muy sencillo; regarlo abundantemente. Y con mayor frecuencia si es verano y hace calor.

 

En cuanto al aireado, favorece el crecimiento, sano y feliz, del césped, oxigenándolo. Se debe hacer con una horca de jardín introduciendo sus dientes hasta unos 7,5 centímetros de profundidad. Hay que remover hasta que el césped se levante un poco y repetir la operación cada cuarto de hora.


Segado
Por segado de césped se entiende el corte del mismo, a una altura determinada, según el uso al que esté destinado, con el fin de mantenerlo en buen estado. Una altura excesiva, puede llegar a propiciar la aparición de enfermedades y, además, le confiere un aspecto de descuido o abandono de sus cuidados. Al mismo tiempo, un corte excesivamente corto, también puede conducir a la aparición de enfermedades.


Existen dos tipos de cortacéspedes, clasificados según el tipo de cuchillas y su disposición. Por un lado nos encontramos con los cortacéspedes rotativos, varias cuchillas rotativas, los cuales son los más empleados, pero les limita la altura del corte que no suele ser menor de 2 centímetros. El otro tipo se llama helicoidal, siendo la disposición de las cuchillas en forma de tijera, realizando un corte más limpio y pudiendo ser de menor altura.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos